fbpx
Menú

Producción de árido fino

Tema:  ARIDOS Y RECICLADOS
Del yacimiento al despacho
Autor: Ing. Roberto Andreoni – Gerente técnico de Silos Areneros Buenos Aires S.A.C.
Fecha Publicación: 30/11/2004

Variedades: fina o argentina, gruesa u oriental y mezcla; lugares de extracción, requisitos legales, métodos de producción, operaciones de dragado.

En la producción de hormigón se requiere básicamente el aporte de tres componentes primarios: cemento, árido grueso y árido fino, como así también de agua y diversos aditivos. Nos ocuparemos en adelante de comentar los métodos de producción del árido fino.

Este elemento, aunque desde el punto de vista económico es el de menor costo, requiere para su llegada a la planta elaboradora de hormigón, el concurso de diversas tecnologías de producción, mano de obra especializada y profesionales de diversas áreas, medios de almacenamiento, clasificación y distribución. Básicamente el árido fino está compuesto por la mezcla de dos tipos de material: la arena fina o arena argentina y la arena gruesa u oriental, en proporciones variables a fin de obtener los parámetros de granulometría y calidad requeridos por las normas y productores de hormigón. Para la obtención de cada una de estos tipos de arena se utilizan distintos medios de producción.

ARENA FINA O ARGENTINA

Este elemento proviene principalmente del río Paraná donde, por efecto de las corrientes, cambios de dirección y profundidad, se van conformando bancos por deposición del material que fluye con la corriente desde el Alto Paraná. En primer lugar se requiere la detección de estos bancos y pruebas de extracción del material a fin de determinar si cumple con los parámetros de granulometría y calidad requeridos.

Previamente a la extracción se deben cumplir ciertos requisitos legales que van desde la autorización de la Dirección de Construcciones Portuarias y Vías Navegables, quienes controlan que los lugares de extracción no interfieran con las vías de navegación y que no alteren el medio ambiente (por ejemplo degradación de las costas), como así también las autorizaciones de las provincias que tienen jurisdicción sobre las zonas de extracción propuestas.

Los lugares de extracción actuales comienzan a partir del delta del Paraná y se extienden hasta cerca de la ciudad de San Pedro. Observándose en los últimos años un alejamiento progresivo de los bancos hacia el Norte. Una vez determinado el lugar se comienza la extracción por medio de operaciones de dragado. La operación de dragado tradicional consiste básicamente en la extracción del material del fondo del río mediante la succión de la mezcla de agua y arena por medio de las bombas y tuberías del buque.

Este material puede ser bombeado por tuberías hacia tierra u otras zonas del río. Pero en el caso que nos ocupa, las bombas del buque envían la mezcla de agua y arena hacia la bodega del mismo. Con la utilización de otras bombas y sistemas de desagüe se extrae el agua de la bodega, quedando de esta forma una carga de material con bajo grado de humedad. Esto último es necesario para optimizar el volumen cargado y por condiciones de estabilidad y seguridad del buque durante la navegación.

Para el dragado se utilizan buques que además de tener las características de navegación, tripulación y medios de posicionamiento de cualquier buque, deben contar además con capacidad de dragado por bombas propias, bodega para almacenar y trasladar el material a puerto y medios propios de descarga, requiriendo para su operación de personal no solo capacitado en navegación sino también especializados en tareas de dragado.

Las capacidades de dichos buques varían entre los 500 y 1500 metros cúbicos de bodega con potencias de máquinas y bombas entre los 500 y 2000 HP. Demandando un tiempo de carga para el buque completo entre 2 y 6 horas, dependiendo esto básicamente de las características del material, tamaño y conformación del banco y profundidad a la que se encuentra, como así también de la potencia y tipo de bombas que posea cada buque.

Completada la carga y luego de la navegación a puerto se procede la descarga del material mediante la utilización de las mismas bombas del buque que con el aporte de agua del río se forma una mezcla de arena y agua capaz de ser bombeada hacia silos en tierra. En tierra se desagota el agua de los silos y se obtiene la arena fina lista para ser despachada.

ARENA GRUESA U ORIENTAL

A diferencia de la arena fina o argentina la arena gruesa se encuentra principalmente en las costas o zonas cercanas a las costas del Río de la Plata en la República Oriental del Uruguay y no en el lecho del río. Es por eso que se requieren medios de extracción distintos. Se ha desarrollado un sistema que consiste en que una vez detectada la zona con el material requerido, se anega la misma con aporte de agua de río y posteriormente se traslada a esa laguna artificial una draga de succión con cortador para la extracción del material.

El material extraído por la draga puede de esta manera ser bombeado directamente a un buque para su posterior traslado a puerto o en su defecto bombeado a una zona de depósito y preclasificación en la costa, donde por medio de otra draga con cortador se carga al buque. El transporte, descarga y depósito en tierra es similar al de la arena fina.

Contando con ambos materiales en los silos en tierra, en función de las características granulométricas de cada uno y de los requerimientos de las normas y de los productores de hormigón, se han diseñado procedimientos de mezclado de la arena fina y oriental en las proporciones que resulten necesarias para la obtención de la calidad y características de material más adecuados, obteniéndose de esta manera la arena mezcla ya lista para su incorporación directa a la planta elaboradora de hormigón. Como ejemplo, esta mezcla es utilizada actualmente en la elaboración del pavimento rígido de las Rutas 6 y 29, como así también en otras obras civiles que requieren hormigones de alta calidad y resistencia.