fbpx
Menú

Los cuándo, por qué y cómo de las fisuras en el hormigón fresco

Tema: PATOLOGIAS
Fisuración por asentamiento plástico
Autor: Ms. Ing. Maximiliano Segerer – Control y Desarrollo de Hormigones S.A.
Fecha Publicación: 31/12/2008

En esta primera entrega de una serie de artículos desmitifi caremos la creencia de que es imposible lograr un hormigón sin fisuras.

Fisuración del hormigón fresco

Existe la idea en varios profesionales de la construcción de que en algunos casos “es imposible” lograr que el hormigón no se fisure y que “hay que acostumbrarse”. En esta serie de artículos desmentiremos estos prejuicios, brindando información práctica de cómo identificar las fisuras, cómo prevenirlas y cómo repararlas, además de explicar y acompañar con figuras y fotografías el por qué se producen para, fundamentalmente, comprender como “combatirlas”. Dentro de las causas de fi suración del hormigón en estado fresco pueden destacarse:

  • Fisuras por retracción o contracción plástica (plastic shrinkage cracks)
  • Fisuras por asentamiento plástico (plastic settlement cracks)
  • Fisuras causadas por movimiento de encofrados (formwork movement)
  • Contracción autógena (autogenous shrinkage)

Las dos primeras causas son las más frecuentes en obras civiles corrientes, por lo que serán las que se abordarán en el presente artículo y en la próxima entrega. La fisuración por contracción autógena puede aparecer en hormigones de muy baja relación agua / cemento como en hormigones de alta performance, principalmente en pavimentos; por lo que si bien es importante su caracterización también es difícil encontrarse en obras convencionales con estas fisuras. Las fisuras causadas por movimiento de encofrados son de tipología muy variada y deben prevenirse mediante un cálculo de encofrados y apuntalamiento adecuado, aspectos que siempre deben ser tenidos en cuenta en las construcciones no sólo por la calidad del hormigón sino también por la seguridad de los operarios.

¿Cuándo y por qué aparecen las fisuras por asentamiento plástico?

Se acepta que el hormigón en estado fresco puede asimilarse a una suspensión concentrada donde la fase sólida la componen los agregados, el cemento y las adiciones (si corresponde), y la fase líquida está formada por agua y, generalmente, aditivos químicos. Luego de colocado, compactado y terminado, el material tiende a experimentar una segregación donde los sólidos de mayor densidad tienden a asentarse, por lo cual disminuye la concentración de sólidos a medida de acercarse a la zona superficial.

Esto puede observarse claramente cuando el hormigón presenta un marcado brillo superficial formado principalmente por agua que desaparece luego. A este proceso se lo denomina exudación. Como se mencionó, la exudación ocurre cuando el agua asciende a la superficie y las partículas sólidas se segregan evaporándose el agua de exudación y ocasionando una pérdida de volumen. Además, el hormigón continúa asentándose por su propio peso durante unas horas, lo que se superpone al efecto anterior, apareciendo principalmente con asentamientos elevados.

Si no existe ninguna restricción, entonces el resultado neto es simplemente una muy leve disminución del nivel de la superficie del hormigón. De todas maneras, cuando existe “algo” cercano a la superficie, como una barra de refuerzo, o existe un cambio brusco del espesor o altura de las secciones, que restringe parte del asentamiento plástico del hormigón cuando éste continúa en estado fresco, existe un riesgo potencial de fisuración sobre el elemento que restringe. En algunos casos grandes partículas de agregado cercanas a la superficie pueden provocar fisuración localizada.

Las fisuras por asentamiento plástico aparecen entre 10 minutos y tres horas de hormigonado el elemento estructural y pueden presentarse muy anchas en superficie, entre 0,5 a 2 mm. Mientras más exuda el hormigón (mayor asentamiento, incorporación de agua no controlada en obra), se incrementa el riesgo de fisuración, así como también para recubrimientos muy pequeños de armaduras y cuando su diámetro aumenta. Si bien en la fisuración por asentamiento plástico influyen una gran cantidad de parámetros, se presenta la probabilidad de fisuración dependiendo del recubrimiento de armaduras, diámetro de barras y asentamiento; tres factores preponderantes en la fisuración por asentamiento plástico. En las figuras y fotografías adjuntas se muestran esquemas de la fisuración y casos de estructuras afectadas por fisuras por asentamiento plástico.

¿Cómo identificarlas?

Como todo tipo de fisuración del hormigón en estado fresco, es de vital importancia dialogar con el constructor para consultarle si el hormigón se fisuró cuando estaba en estado fresco; es decir, antes de iniciar su fragüe. Si afirma que existió la fisuración, es más fácil la identificación de las fisuras, pero en algunos casos por no haberlas visto o por temor a una punición por parte del propietario de la obra no se informa esta fisuración.

Además, en ciertos casos en que se debe diagnosticar una estructura, no se conoce la historia y debe contarse con las herramientas y conocimientos para la identificación de estas fisuras. De todas maneras, estas fisuras siempre presentan ciertos patrones y simetrías. Como se mencionó, las mismas ocurren sobre las armaduras de refuerzo, estribos y zunchos o sobre cambios bruscos de secciones.

En el primer caso, al presentarse estas fisuras “copian” la malla superficial en el caso de una losa presentándose como perpendiculares o los zunchos en el caso de columnas circulares, por lo que midiendo la separación entre fisuras y si ésta coincide con la separación original de las armaduras es seguramente ésta la causa de fisuración. En el segundo caso, cuando existen cambios de secciones, por ejemplo en el encuentro viga y losa, es también fácil identificarlas observando el elemento estructural desde su parte superior y desde su parte inferior.

Para asegurar el diagnóstico de esta causa de fisuración puede ser recomendable emplear un detector de armaduras, siendo aplicable para estructuras antiguas, siempre que no se presente otra patología como óxidos de corrosión. Resumiendo, si el hormigón se fisuró en estado fresco o se desconoce si esto ocurrió pero existe una marcada fisuración en la superficie de los elementos y esta presenta como una “trama regular” siguiendo las armaduras tanto en losas, vigas, columnas y tabiques, existiendo periodicidad y perpendicularidad entre las fisuras, seguramente se trata de fisuración por asentamiento plástico, así como también para los cambios bruscos de secciones.