fbpx
Menú

Impermeabilización y protección del Hormigón

Tema: ADITIVOS Y FIBRAS
Autor: Informe de Penetrón Argentina
Fecha Publicación: 30/09/2008

En sistema de cristalización que obtura poros y capilares del hormigón permite impermeabilizar el material en demora en endurecer.

28 días; el mismo tiempo que demora en endurecer.

Desde hace tiempo el sistema de impermeabilización y protección capilar del hormigón se utiliza con éxito en casi todo el mundo, mientras que en la Argentina se aplica desde el año 1991, cuando la empresa Intrpro (más tarde Penetrón Argentina) lo comenzó a comercializar.

¿Qué es el sistema de impermeabilización capilar integral del hormigón?

En este sistema los químicos activos generan la cristalización de las cales libres que contiene el hormigón. Dado que el material no es un elemento impermeable por existir poros y capilares en su estructura, el agua u otros líquidos pueden penetrarlo. Por lo tanto, si se necesita impermeabilizar el hormigón es imprescindible cerrar los poros para impedir la entrada de líquidos.

Estos cristales no solubles se ubican en esos poros y capilares. Así, esta formación cristalina los obtura e impide la penetración de agua y cualquier otro líquido. La ventaja de la formación cristalina es que impide la entrada de agua pero no del aire, debido a que tiene moléculas más chicas, con lo que se garantiza un hormigón siempre seco y aireado. Además, estas cadenas de cristales que se forman en el interior de los poros y capilares protegen al hormigón de ácidos, hidróxidos y combustibles, y a las armaduras de refuerzo del óxido y la corrosión. Asimismo, la formación vuelve al hormigón más denso y aumenta la resistencia a la compresión de la pieza. El sistema puede utilizarse en forma de aditivo para hormigones nuevos, en los que se debe agregar en el momento de la preparación o en el mixer antes del colado.

En hormigones existentes, sin importar la edad, se debe aplicar en forma de pintura cementicia. La única condición para que el producto sea totalmente eficiente es que el hormigón esté a poro abierto y húmedo. Utilizado como aditivo la formación cristalina se realizará en 28 días, con lo que se logra obtener un hormigón impenetrable por líquidos en el mismo tiempo que demora el endurecimiento del mismo. Utilizado sobre hormigones húmedos existentes, los químicos activos hacen su trabajo de cristalización en forma progresiva en 28 días aproximadamente, cristalizando material hasta una profundidad de 5 cm y, en un año, de hasta 30 cm.

Incluso con el correr del tiempo se llegan a detectar formaciones de cristales en espesores mayores, de hasta un metro de profundidad. Estos datos obtenidos de la experiencia indican que el proceso no tiene un límite determinado y cuanto más tiempo transcurra mayores serán la cristalización, la resistencia a la compresión y la impenetrabilidad de líquidos, sin importar la presión a la que el hormigón esté sometido.