fbpx
Menu

El afianzamiento de las plantas móviles dosificadoras de hormigón

Tema:  EQUIPAMIENTO
Una solución que ha permitido a las empresas hormigoneras descentralizarse y trabajar en las cercanías o dentro de las mismas obras con baja inversión
Autor: Sr. Daniel Gerard Director de Betonmac S.A.
Fecha Publicación: 30/09/2004

Desde hace más de 25 años se han ido difundiendo e imponiendo las plantas dosificadoras móviles por peso para alimentar motohormigoneras, que más correctamente deberíamos definirlas como compactas, transportables a semirremolque, de rápida, simple y económica instalación en obras. La parte principal de la máquina ya sale de fábrica calibrada, probada y completa de instalación electroneumática, resultando fáciles los conexionados en obra de aire energía y agua. Desplazarlas de una obra a otra ya no es un problema, no se pierden piezas, y es muy bajo el costo de instalación.

Si una empresa la tiene en su depósito, puede realizar su control completo y prueba antes de enviarla a su nuevo lugar de producción. Dentro de ciertos límites y modelos o configuración, el costo de una de estas plantas es inferior al de una motohormigonera. Resultaría conveniente instalarla al pie de obra, si el volumen a producir lo justifica, o lo más cerca posible, disminuyendo así o casi anulando la distancia de transporte, para lo que se necesitan menos motohormigoneras, o sea menos capital en equipos afectados para una determinada producción.

Actualmente en Argentina se producen plantas de este tipo, que cubren las necesidades de 30 a 150 m3 / hora de producción, con todos los avances tecnológicos conocidos. El nivel de calidad, confiabilidad, servicio post venta y aceptación que las acompañan, está demostrado también por la cantidad de equipos que se han exportado y se exportan a todos los países de Sudamérica, inclusive para obras de gran envergadura. A continuación mostraremos algunos ejemplos y comentarios sobre detalles técnicos y elementos complementarios de gran importancia y utilidad.

En la foto 1, observamos una planta dosificadora de hasta 60 m3/hora, como capacidad de carga de motohormigoneros, donde se observa lo simple de la instalación. Esta planta puede llegar a completarse aumentando la capacidad de acopio, colocando un sistema de alimentación de áridos por cinta, agregando más tornillos de alimentación de cemento, con sus respectivos silos, completando una instalación, como puede apreciarse en la foto 2 que permite cargar camiones motohormigoneros en forma continua a la máxima producción de la planta.

A partir de este modelo de plantas, vamos avanzando en rendimiento horario con el mismo criterio de facilidad de transporte, bajo costo de montaje y la mayor producción relativa. Las características técnicas de las plantas dosificadoras de hormigón actuales, la simplicidad de sus movimientos y la tecnología de punta aplicada en lo que respecta a los sistemas de automatización y control de procesos (foto 3), hacen que estos equipos tengan una alta confiabilidad. Desde hace más de 10 años, se han eliminado los sistemas de pesada tradicionales por palancas y relojes, utilizándose en la actualidad, sistemas íntegramente con celdas de carga, con display de lectura digital, dando la máxima precisión al conjunto.

También se han desarrollado dosificadores de aditivos por peso, como puede verse en la foto 4, dando una mayor confiabilidad a todo el sistema. Estos dosificadores cuentan con un vaso graduado en litros, para observación del operador, pero están suspendidos de una celda de carga, que envía la información del peso al sistema de automatización. La alta precisión de pesada permite dosificar desde gramos hasta 22 lts en los diferentes modelos, que se eligen según el modelo de planta dosificadora. Al contar con exactitud en las pesadas de todos los componentes, la planta se transforma en una herramienta de precisión, para que el encargado del laboratorio que diseña la dosificación pueda contar con una respuesta acorde a lo que busca, obteniéndose hormigones de muy baja dispersión, pudiendo ajustar las formulas según sus requerimientos, para obtener el mejor hormigón al menor costo posible y con la tranquilidad de que no está dependiendo de los eventuales errores humanos.

En este tipo de plantas modernas se le ha facilitado el  anejo de los sistemas de alimentación de áridos por cinta transportadora (foto 5), incorporando la operación a distancia, con un radio comando que se instala en la pala cargadora.

También pueden contar con sensores de nivel en las tolvas de acopio de áridos, con semáforo indicador de tolvas llenas a la vista del operador de la pala cargadora, evitando así errores y aumentando su productividad, lo cual puede representar la utilización de una pala de menor capacidad. Cuando se requiere una muy rápida uesta en servicio, con la menor  inversión posible (foto 6), un tipo de planta dosificadora, con silo de cemento incorporado, auto montante, donde no se requiere utilización de grúa. En este equipo, el silo de cemento es de 30 – 33 Tn, permitiendo la carga de un equipo transportador de cemento, sin necesidad de  recibirlo recién cuando se vacía el silo de la planta.

Su prestación está en el orden de los 60 m3/hora, y puede completarse aumentando el acopio y agregándole un sistema de carga de áridos por cinta.

También está la opción de acoplar a cualquier tipo de plantas dosificadora, silos para acopio de cemento transportables (foto 7), que se presentan en versiones de 40 y 80 Tn, haciendo junto a una planta móvil otra solución con muy bajo costo de instalación y rapidez en la puesta en servicio del conjunto, como se puede observar en la foto 8. No necesitan fundaciones ni grúas y pueden ser alimentados también por bolsas o bolsones. En la foto 9 mostramos una modernaplanta dosificadora apta para una producción continua de 100 a 20 m3-hora, dependiendo de la capacidad de absorción de los equipos motohormigoneros. En los modernos software esto se soluciona indicando al automatismo, que camión va a cargar en ese momento, acomodándose la descarga de materiales a un flujo prefijado para dicho equipo motohormigonero acorde con la capacidad de carga del mismo, no penalizando toda la producción de la planta por uno o alguno camiones con menor capacidad de entrada de materiales por el embudo de carga. De esta forma obtenemos el mayor rendimiento de la planta dosificadora y de todo el plantel de camiones motohormigoneros.